Test de Intolerancia a Lactosa  Test Genético de Intolerancia a la Lactosa Introducción  La intolerancia a la lactosa se produce cuando en  el organismo hay un déficit parcial o completo de una  enzima, la lactasa, que es la responsable de digerir  un azúcar, la lactosa, presente, principalmente, en la  leche de origen animal y en los derivados lácteos.  En la mayoría de los seres humanos, la  capacidad de digerir la lactosa disminuye  rápidamente tras el período de  lactancia (intolerancia a la lactosa  primaria), debido a la reducción de  la enzima que lo digiere, la lactasa,  que es la responsable de la  hidrólisis de la lactosa en dos  azúcares más sencillos, la glucosa  y la galactosa, azúcares que son  fácilmente absorbidos en el intestino. Sin embargo, esta  reducción en la capacidad de metabolizar la lactosa varía  con las costumbres y hábitos alimentarios y según las  etnias y  razas. De este  modo,  parece  existir una  menor incidencia de la intolerancia a la lactosa en los  individuos adultos de poblaciones en las que  habitualmente el consumo de leche y productos lácteos  es alto desde edades tempranas, así como en zonas  donde tradicionalmente se ha practicado el pastoreo y la  ganadería.  En este sentido, la frecuencia de la intolerancia a la  lactosa es elevada en poblaciones asiáticas y africanas  (aproximadamente 99% en China, 80-95 % en África del  Este), mientras que en áreas del  norte de Europa es muy baja (<10  % en suecos y daneses) y se  incrementa según descendemos  en el continente europeo. Así en la  zona mediterránea ronda el 50%,  porcentaje que es aplicable a  España.  Síntomas  La intolerancia a la lactosa se manifiesta con  síntomas diversos, desde los más típicos como dolor e  hinchazón del abdomen (distensión abdominal), gases  (flatulencia), diarrea, hasta otros muy variados como  náuseas, vómitos, dolor de cabeza, falta  de concentración, cansancio intenso,  dolores musculares y de articulaciones.  Prueba de la intolerancia a la lactosa  por análisis genético  Para confirmar si una persona es  intolerante a la lactosa es preciso realizar  una prueba específica que determine la  presencia o ausencia de la enzima que metaboliza la  lactosa. Uno de los métodos más seguro y fiable para  llevar a cabo este diagnóstico es mediante la detección  de la persistencia de actividad lactasa del gen MCM6,  responsable de la expresión de la enzima. Si dicho gen  produce con normalidad la lactasa no hay intolerancia a  la lactosa y sí en caso contrario. Los resultados del test  tienen un alto valor diagnóstico,  ya que permitirán implementar  las pautas dietéticas adecuadas  para eliminar los síntomas  propios de esta intolerancia.  La prueba se basa en un  análisis genético del ADN de una  muestra de saliva con contenido  celular de la mucosa bucal. Los  resultados se obtienen en 15  días.  Este método tiene las siguientes ventajas: i) su alta  fiabilidad (prácticamente del 100%), ii) es sencillo y  rápido porque se analiza a partir de una toma de muestra  de saliva, iii) se hace en unos minutos, iv) no es invasivo,  por lo que se puede realizar a cualquier edad, incluso a  lactantes, v) sólo es necesario realizarlo una vez en la  vida y vi) como se trata de una intolerancia hereditaria,  la información del test es válida para establecer el riesgo  de otros familiares directos.  Esta prueba, por otro lado,  evita la ingesta de preparados de  lactosa, como ocurre en el del  test del aliento, que implica un  importante riesgo de  alteraciones digestivas (diarreas,  náuseas, vómitos). Además el  tiempo de realización de la  prueba se reduce de 3-4 horas a  un par de minutos.  Test basado en el análisis del ADN para la deteccion del gen que produce la lactasa Clínica de Nutrición Madrid. c/ Isaac Peral, 12, Entrepl. Izda. 28015 Madrid. Tel. 91 5501427 "En la mayoría de los seres humanos, la capacidad de digerir la lactosa disminuye rápidamente tras el período de lactancia" "La frecuencia de la intolerancia a la lactosa en España ronda el 50%" "Los principales síntomas de la intolerancia a la lactosa son dolor e hinchazón del abdomen, gases, diarrea, cansancio, falta de concentración" Principales ventajas: alta fiabilidad (100%) sencillo  y rápido no invasivo una vez para toda la vida orientativo para la familia Ventajas frente al test del aliento: evita la ingesta de preparados de lactosa evita el riesgo de diarreas, náuseas, vómitos, etc. se realiza en un par de minutos en vez de 3-4 horas